Soletillas

Pequeños bizcochos planos y muy tiernos.

Para preparar esta receta necesitas los siguientes ingredientes: Huevo, Leche, Chocolate, Bizcocho, limón, Azucar, Vainilla, Harina, Galleta

Esta tarde quise hacer algo rápido para merendar y ¡no tenía harina! Increíble pero cierto, casi nunca me falta azúcar, harina y huevos; pero se me pasó completamente, tenía en la despensa una buena colección de harinas: integrales, de fuerza, un paquete de harina de  repostería que me regalaron y que no suelo usar, harina de arroz, fécula de patata para mis galletas italianas, fécula de maíz, en fin, todas menos la que me hacía falta para un bizcocho sencillo, que era lo que pensaba preparar, mi pound cake de limón, delicioso y que en mi casa gusta mucho, además se conserva muy bien de la merienda al desayuno... si sobra, claro. El caso es que no podía hacerlo, porque además me daba pereza salir a comprar con este frío cruel que hace. Pues a otra cosa, tocaba pensar en algo que casi no llevase harina o mejor dicho, que llevara muy poca harina, así que se me ocurrió hacer estas soletillas para tomar un café con leche calentito para merendar. Bueno, no tardé ni media hora en tenerlas listas. Dicho y hecho. Estas soletillas sirven además para muchos postres, por ejemplo para uno relleno con fresas y chocolate que me encanta, para un tiramisú, para acompañar helados... Ingredientes 3 Huevos 90 gramos de Azúcar 3 gotas de Vainilla líquida 90 gramos de Harina Una pizca de Sal fina Azúcar glas para espolvorearlas antes de meterlas en el horno Preparación Se separan las yemas de las claras. Montar las claras a punto de nieve y se va agregando poco a poco todo el azúcar. Se añaden las yemas y se bate hasta que estén integradas. Se añaden las 3 gotas de vainilla. Se tamiza la harina poco a poco y se mezcla con una lengua de repostería.   En una manga pastelera se introduce la masa; usar una boquilla lisa, redonda y ancha. Se van poniendo en tiras de cinco centímetros de largo sobre un papel de horno. Hay que dejar separación pues crecen un poco y pueden quedar unidas. En caso de no tener a mano una manga pastelera, se puede echar sobre el papel de horno con una cuchara pequeña hasta que nos queden con esta forma alargada y estrecha. Lo último, es echar con la ayuda de un colador, el azúcar glas encima de las soletillas antes de hornearlas y meterlas en el horno a 200 grados unos 10 minutos. Usar horno sin ventilación. Antes que se doren sacarlas del horno y dejarlas enfriar un poco antes de quitarlas del papel en el que las hemos horneado y colocarlas encima de una rejilla hasta que estén frías y poder guardarlas. Después, solo meterlas en una caja hermética y a disfrutarlas. Mojadas en café con leche, ni os cuento como están. Unos bizcochos de toda la vida y que hechos en casa están el triple de buenos; buenos, bonitos y baratos, las famosas tres "bes".  Sed felices y probad estos bizcochitos tan buenos. * Facebook de La Taza de Loza * Pinterest de La Taza de Loza * Instagram * Google +

Ver la receta paso a paso

Puedes encontrar más recetas de Pan y bollería aquí

,